Carcinoma epidermoide insertado en la base de cuerno cutáneo

Informe de caso

 

Carcinoma epidermoide insertado en la base de cuerno cutáneo

 

Epidermoid carcinoma inserted in the base of a cutaneous horn

 

 

Elizabeth Ramírez Wong1*

Lainys Pérez Fraga1

Dianne Hernández Castellón1

 

1 Hospital "Manuel Fajardo Rivero". Santa Clara, Cuba.

 

*Autor para la correspondencia. Correo electrónico: elizabeth.ramirez@infomed.sld.cu

 

 


RESUMEN

El cuerno cutáneo es un tipo de queratosis actínica hipertrófica. Suele aparecer en áreas expuestas al sol, debido a que la exposición solar prolongada es el factor etiológico más importante en su patogénesis, así como su asociación a lesiones de carácter maligno o premaligno. Se presenta una paciente de 94 años de edad, femenina con carcinoma de células escamosas insertado en la base de cuerno cutáneo. Se practicó exéresis de la lesión y se confirmó el diagnóstico por estudio histológico. Se presenta el caso por la elevada frecuencia de este carcinoma en nuestro medio y la importancia que tiene.

Palabras clave: cuerno cutáneo; carcinoma de células escamosas.


ABSTRACT

Cutanous horn is a type of hypertrophic of hypertrophic actinic keratosis. It usually appears on areas exposed to the sun and long sun exposure is the most important etiologic factor in its pathogenesis, as well as its association to a lesion of malignant or premalignant type. A seventy four female patient comes to hospital with a squamous cell carcinoma inserted in the base of the cutaneous horn. An exeresis of the lesion was performed and a smear was taken for further histologic diagnosis. This case is presented due to the high occurrence of this carcinoma in our environment and its importance.

Key words: Cutaneous horn; Squamous cell carcinoma.


 

Recibido: 24 de marzo de 2015.

Aceptado: 12 de mayo de 2015.

 

 

INTRODUCCIÓN

El cuerno cutáneo, del latín "corno"; cuerno, piel córnea o excrecencia, —por su definición semiológica— es una lesión tumoral de aspecto cónico en la que prevalece la longitud sobre el diámetro, con gran hiperqueratosis en su extremo más distal, que se asocia a varias causas, con histologías particulares.(1)

Fue descrito en la literatura médica por primera vez en Londres, en 1588, al publicarse el caso de la paciente Margaret Gryffith, inglesa de mediana edad, que ostentaba cuernos cutáneos sobre la región temporal derecha. En la Europa medieval estos pacientes fueron tratados con prejuicios y supersticiones, otros tantos fueron exhibidos en circos y ferias como rarezas para satisfacer la curiosidad popular y causar admiración.(2)

Se presenta como una protrusión córnea hiperqueratósica y circunscripta, de color blanco-amarillento, recta o curva, similar al cuerno de un animal, que varía desde unos pocos milímetros hasta varios centímetros.(3) Puede aparecer en cualquier zona del cuerpo; pero más comúnmente está localizado en áreas fotoexpuestas a la radiación actínica tales como la cara y el cuero cabelludo, donde se ubican el 30% de los casos. Se puede aseverar que es una concepción meramente clínica que no define el patrón histológico. Puede tener como base una lesión benigna, premaligna o maligna.(4)

 

 

CASO CLÍNICO

Se presenta una paciente de 94 años de edad, femenina, piel blanca, con antecedentes patológicos personales de hipertensión arterial, controlada en estos momentos medicada con una tableta diaria de enalapril (20 mg) e hidroclorotiazida (25 mg) una tableta diaria. Acude al dermatólogo refiriendo lesión, de años de evolución y que le ha crecido, próxima al ojo derecho, sin síntomas subjetivos.

Al examen físico cutáneo se constata lesión de tumoral única, de base eritematosa, indurada, inflamada, redondeada, de aproximadamente 1,5 cm de diámetro de borde regular bien definido, de la cual emerge una lesión hiperqueratósica coniforme, curva, de 2 cm de longitud, sin síntomas subjetivos y próxima al ángulo externo del ojo derecho (Fig. 1).



Fig. 1- Lesión de tumoral única, de base eritematosa, indurada.


Exámenes de laboratorio: Hb: 11,2 g/L, Leucocitos: 8,3 × 10/L, E: 0,02, M: 0,04, L: 0,34, Seg: 0,60, VSG: 30 mL/h; Glucosa: 5,4 mmol/L, TGP: 12 U/I, TGO: 10 U/I, Creatinina: 90 mol/L, Urea: 2,4 mmol/L.

Se le diagnostica un cuerno cutáneo y se decide realizar tratamiento quirúrgico con biopsia de piel 15-b-9074, que confirmó carcinoma epidermoide bien diferenciado insertado en base de cuerno cutáneo (Fig. 2).

Fig. 2- Imagen histológica que confirma carcinoma epidermoide bien diferenciado
insertado en base de cuerno cutáneo.

 

Comentario

El cuerno cutáneo es un tipo de queratosis actínica hipertrófica, de forma cilíndrica y aspecto cónico, que se caracteriza porque su altura es mucho mayor que el tamaño de su base, de ahí su semejanza a un cuerno animal. Puede variar en tamaño desde milímetros hasta centímetros, ser de color blanco amarillento y de forma recto, curvo o torcido.(1)

Se trata de una lesión poco frecuente que se forma a partir del cúmulo de material queratinizado compacto procedente de las capas más superficiales de la piel.(1,2)

Es más usual en pacientes de raza blanca y en personas mayores, siendo los 73 años la edad media de presentación, coincidiendo la tercera edad con el caso presentado aunque se han descrito pacientes en todos los grupos etarios, incluso en niños.(3)

Puede desarrollarse sobre todo en la cara, el cuero cabelludo y en áreas fotoexpuestas a partir de una gran variedad de tumoraciones epidérmicas como queratosis seborreicas, verrugas filiformes y epiteliomas basocelulares.(4)

Aunque el cuerno cutáneo no tiene especial predilección por un sexo, la probabilidad de encontrar como lesión subyacente una de carácter maligno o premaligno es mayor en el sexo masculino que en el femenino, sobre todo si son individuos de avanzada edad.(2)

La exéresis y biopsia de la lesión no solo es diagnóstica sino curativa. La evolución y el pronóstico dependen de otros factores que pueda presentar el paciente pues, aunque poco frecuente, se asocia a carcinoma renal metastásico, tumor de células granulares y carcinoma de Kaposi.(5,6) Por esta razón resaltamos la importancia de diagnosticar oportunamente un cuerno cutáneo y tener presente la posible existencia de una lesión maligna subyacente, elemento fundamental para la realización de una exéresis con biopsia que permita tratar definitivamente la lesión.

Recomendamos insistir en la prevención de las queratosis actínicas (cuerno cutáneo), fundamentalmente a partir de la protección solar desde edades tempranas, por lo que es vital la educación en relación al tiempo de exposición al sol, así como la protección con el uso de filtros tanto para rayos UVA como UVB.

La importancia de este caso resalta en mostrar como el carcinoma epidermoide, que es tan frecuente en nuestro medio, puede insertarse sobre otras lesiones, como por ejemplo el cuerno cutáneo.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. National Cancer Institute. Paranasal sinus and nasal cavity cancer treatment. [Internet] 2010 [citado 22/01/2012]. Disponible en: http://www.meb.uni-bonn.de/Cancernet/CDR0000258028.html

2. Sintes Álvarez R, Carceller Ordóñez C. Medicina General Integral. Principales afecciones en los contextos familiar y social. La Habana: Editorial. Ciencias Médicas; 2008. p. 443.

3. Tobias J, Hochhauser D. Cancer and its management. 6ta ed. London: Wiley Blackwell; 2010.

4. Sangueza M. Mi experiencia en Dermatología. Folia dermatol Perú. 2010;21(3):171-7.

5. Tobias J, Hochhauser D. Cancer and its management. 6th ed. London: Wiley Blackwell; 2010.

6. Hernández Zárate SI, Medina Bojórquez A, López-Tello Santillán A, Alcalá Pérez D. Epidemiología del cáncer de piel en pacientes de la Clínica de Dermato-oncología del Centro Dermatológico Dr. Ladislao de la Pascua. Estudio retrospectivo de los últimos ocho años. Dermatol Rev Mex. 2012;56(1):30-7.

 

 

Conflictos de intereses

Los autores declaran que no existen conflictos de ningún tipo con la elaboración de este documento.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.